Noticias

Coloquio PaDU: La caída del muro de Berlín

“Nadie sabía qué repercusiones tendría la caída del

muro de Berlín”

Álvaro Ferrary, profesor de Historia Contemporánea, mantuvo un coloquio con los colegiales de Mendaur sobre el fin de la URSS
NACHO DUSMET
Álvaro Ferrary

Álvaro Ferray, en Mendaur.

“Nadie sabía qué repercusiones tendría la caída del muro Berlín, ni nadie se lo esperaba”, afirmó Álvaro Ferrary, profesor de Historia Contemporánea de la Universidad de Navarra, en una sesión del Programa Alumni de Desarrollo Universitario (PADU), en el Colegio Mayor Mendaur.

El profesor afirmó que todo sucedió muy rápido y dejó al mundo con el “pie cambiado”, porque nadie sospechaba que fuese a suceder. El muro cayó el jueves 9 de noviembre de 1989, cuando se corrió la voz entre los círculos oficiales de la República Democrática Alemana (RDA). De ahí, “el rumor pasó a la calle y la gente empezó a cruzar a la otra Alemania“, afirmó el ponente.

El muro, que empezó a construirse en 1961, tenía una longitud de 43 kilómetros y se construyó  para resolver, como explicó Ferrary citando a una autoridad soviética, “una anomalía fronteriza en la RDA”. Además, el muro también significó la “separación entre la democracia y el comunismo“, la división entre el este y el oeste. Asimismo, el profesor afirmó que hubo tres personajes clave en la caída del muroreconocidos por la mayoría de historiadores: Mijaíl GorbachovRonald Reagan y San Juan Pablo II.

Sala de estar durante el coloquio

La sala de estar, durante el coloquio con Ferrary

Según el ponente, la caída del muro se debió a la nueva política exterior del líder soviético Mijaíl Gorbachov. La Unión Soviética estaba en una crisis estructural y moral que obligó a Gorbachov a cambiar el rumbo para “subsistir”. Este cambio de la política exterior soviética tuvo como objetivo “hacer de occidente un aliado”, por lo que se empezaron a tolerar. A raíz de esta política, Gorbachov empezó a llegar a acuerdos en conflictos internacionales que mantenía desde el principio de la Guerra Fría con los Estados Unidos.

Cuando la Unión Soviética se derrumbó, los países democráticos “no se esforzaron para integrar a Rusia en el modelo occidental”. Además, a pesar del fin de la Guerra Fría, Estados Unidos y Rusia siguieron compitiendo en el mercado armamentístico.

El profesor de Historia Contemporánea recomendó a los estudiantes universitarios la película Good bye Lenin!, una película “de alto valor histórico y testimonial” sobre el final de la Unión Soviética.

Deja un comentario